Cómo optar a un primer trabajo cuando no se tienen ni estudios ni experiencia

Cómo hacer un currículum sin tener experiencia ni estudios. Sigue estos consejos para hacer tu primer CV y conseguir tu primer empleo

Querida candidata:

Te agradezco mucho tu comentario recibido a raíz de mi último artículo sobre cómo hacer un currículum de perfil junior, es decir el de una persona sin experiencia. En tu mensaje me retabas a explicar qué hacer cuando no se tienen ni estudios ni experiencia. La respuesta no es nada fácil, pues un CV refleja precisamente la vida laboral de una persona que normalmente se inicia por unos estudios que dan pie a unas primeras experiencias laborales. ¿Qué podremos indicar si ni siquiera se han realizado unos estudios?

Este caso es muy específico y yo creo que el primer error es pensar en términos del contenido que tendríamos que incluir en un CV. Si no tenemos nada, de entrada no hay nada que poner. Sin embargo, la cosa cambia si pensamos en competencias en la carta de presentación, en lugar de pensar en estudios y experiencia en el CV. Me explico: a pesar de que una persona pueda no tener estudios ni experiencia, puede haber desarrollado en su vida personal una serie de competencias que la hagan adecuada para un puesto de trabajo para el que no se necesita experiencia ni estudios.

Pongamos un ejemplo: imagina que eres una persona tremendamente extrovertida, que le gusta relacionarse con la gente y, a su vez, a quien le encanta maquillarse y lo hace con mucha gracia. No has estudiado ni tienes experiencia en el sector, pero bien es verdad que podrías empezar a echar una mano en una perfumería por ejemplo, como aprendiz, de cara al público. Trabajar en algo así te haría mucha ilusión. En una carta de presentación podrías exponer tus habilidades (lo que llamamos competencias) junto con tu motivación por el puesto de trabajo. Puedes indicar que no posees estudios ni experiencia, pero sí consideras que tienes las habilidades adecuadas y la motivación necesaria para aprender el oficio y desempeñar dicho puesto de trabajo. Todo esto te parecerá muy básico, pero es la forma de aproximarte a un trabajo que nunca antes hayas realizado.

Considero que en un caso de búsqueda de una primera experiencia profesional partiendo de la nada es fundamental realizar un trabajo de reflexión previa: ¿en qué puedo ser bueno?, ¿qué he aprendido en esta vida?, ¿cómo podría emplearlo para un puesto de trabajo? y, muy importante y de forma realista, ¿qué me gustaría hacer? Uno debe ser comedido y pensar que el hecho de no haber estudiado ni trabajado nunca implica una serie de limitaciones, no podrás optar a cualquier cosa, pero sí es importante empezar a dirigir la mirada hacia pequeños oficios que no requieran necesariamente de estudios, pero que se relacionen con tus aspiraciones y forma de ser. Una carta de presentación bien argumentada puede llevarte a ellos para permitirte conseguir un primer trabajo que inaugurará oficialmente tu CV. Muy probablemente el aprendizaje vendrá entonces de la mano de la experiencia que irás acumulando y suplirá la falta de estudios concretos.

Tampoco olvides mencionar si has realizado actividades de voluntariado o tienes algún hobby especial que ponga a prueba alguna habilidad específica que se relacione con el puesto al que aspiras, pues, aunque no cuenten propiamente como experiencia profesional, añadirán valor a tu perfil. El reto es analizarse así mismo y analizar el puesto de trabajo a desempeñar, para encontrar el punto de conexión que nos aproxima a éste y conseguir exponerlo en la carta.

Espero que estos consejos te hayan ayudado. Recuerda que lo más importante es no desanimarse y ponerse en acción.

No hay comentarios

Agregar comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.