Reputación ‘online’: ¿leyenda urbana o realidad en los procesos de selección?

La reputación online: ¿leyenda urbana o realidad en los procesos de selección? No es leyenda urbana que los seleccionadores busquemos a los candidatos en la red

Querido candidato:

Leo con atención tu consulta sobre si estar muy activo en la red, además de proporcionarte la posibilidad de hacer networking y contactos, puede ayudarte para causar una mejor impresión a los seleccionadores. Te preocupaba una foto en la que te habían etiquetado hace tiempo en un momento comprometido y que todavía sigue circulando por la red, por si un seleccionador da con ella.

Déjame contestarte por partes, pues el tema es delicado y merece la pena aclararlo.

1) No es leyenda urbana que los seleccionadores busquemos a los candidatos en la red durante un proceso de selección, incluso antes de llamarlos. En la “era preinternet”, como yo la llamo,  tenías que esperar a conseguir autorización para contactar con personas que podían dar referencias de un candidato. Ahora eso sigue existiendo, pero ya disponemos de referencias directas: con un simple click la red te proporciona muchísima información sobre el candidato y sin necesitar ningún tipo de autorización. En ocasiones es como si el ordenador te hablara y te adelantara cómo es esa persona, si es viajera, si le gusta cocinar, si es deportista… hasta si paga sus facturas. Te puedes hacer una imagen del candidato antes de conocerlo en persona, para bien o para mal.

2) Estar activo en la red y tener una buena reputación on-line en esencia es bueno. Considero que los extremos son malos, por lo que no aparecer por ningún lado no deja de ser por lo menos curioso. Decirte que no aparecer en Internet no es motivo de que no te llamen o, al contrario, estar muy activo te da más posibilidades, yo diría que eso es exagerar. Hay que ponderar para qué puesto postula un candidato. Si es un Community Manager, por ejemplo, y no hay rastro de él en la web, eso es muy sospechoso. También aconsejaría a personas de más de 45 años, sobre las que caen prejuicios como que están poco actualizadas en nuevas tecnologías, hicieran un esfuerzo por romper este mito y estuvieran activas en redes y foros de su profesión.

3) En el propio CV es muy interesante hacer mención a redes profesionales donde se está presente, especialmente para el colectivo de trabajadores senior. Ahora bien, el perfil en redes debe estar cuidado y verse activo, porque de no ser así, mejor no indicarlo.

4) En relación con las búsquedas por Internet, pero en este caso no de profesionales sino de empresas, aprecio también especialmente en los CV la mención al sector o actividad de empresas donde se ha trabajado. Cuanto más facilites la vida al seleccionador, más posibilidades tendrás de asegurarte el paso hacia la entrevista. Me explico: imagina que para un puesto de trabajo la experiencia o conocimientos de un sector es fundamental y has trabajado en una empresa del sector, pero que no es especialmente conocida. Si no indicas en tu CV la actividad de la compañía, si al seleccionador no le suena de nada y tiene un montón de CV por abrir, quizás pases desapercibido. Sí, yo me dedico a buscar empresas por Internet e intentar hacerme una idea de dónde ha trabajado el candidato, pero no siempre se tiene suficiente tiempo para comprobarlo, con lo que facilitar esta labor al seleccionador te puede abrir muchas puertas.

5) Por último, vigila, vigila y vigila, no dejes de poner tu nombre en el buscador de vez en cuando y pedirle al poderoso Internet que te cuente qué se sabe de ti. Existen programas que miden tu reputación on-line y te ayudan a administrar tu identidad en la red. No sé si hace falta llegar a este extremo, pero si buscas trabajo, debes ser muy cauto en: las fotos que cuelgas, las cosas que dices y lo que se dice de ti o te cuelgan los otros. Una empresa nunca contrataría a una persona que pudiera poner en duda su reputación on-line, los propios clientes buscan a los candidatos por Internet, por lo que los seleccionadores necesariamente nos tenemos que adelantar a ellos.
Por último, decirte que, si bien es cierto que no es mejor profesional quien tiene mejor imagen por Internet, está claro que,  si no cuidas tu reputación on-line, en ciertos casos nunca tendrás la oportunidad de demostrarlo, porque difícilmente un seleccionador podría defenderte ante la opinión de sus clientes. Entonces, mejor no arriesgarse ¿no crees?

Sigue escribiéndome, querido candidato, quedan muchos más temas sobre procesos de selección que todavía no hemos comentado. Yo entretanto te buscaré en la red y te daré mi opinión.

No hay comentarios

Agregar comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.