Cuándo debes rechazar un empleo

Si el trabajo que te ofrecen no cumple tus expectativas profesionales y económicamente te lo puedes permitir, decir 'no' es una opción que, bien gestionada, puede suponer una mejora en tu carrera.

Expansión, 9 de abril de 2014 | ver artículo

Son muchos los que comparan un contrato laboral con un matrimonio de conveniencia. Sin embargo, no siempre ese interés es mutuo. Y aunque en épocas de vacas flacas decir 'no' a un trabajo parece poco menos que un sacrilegio, existen ocasiones en las que declinar una oferta puede ser la mejor opción.

La cuestión es cómo hacerlo de manera que esa decisión no se vuelva en tu contra. Así, para Nekane Rodríguez, directora de Lee Hecht Harrison (Grupo Adecco), "si uno acepta una oferta que no le gusta, en la que no encaja o que tiene condiciones en las que, de entrada uno sabe que tendrá problemas para mantenerse a medio plazo, lo único que está haciendo es una huída hacia adelante". Esta experta asegura que "la única razón que avala una decisión como ésta es la necesidad económica que pueda tener el candidato, porque desde una perspectiva profesional, aceptar puede suponer un freno para encontrar un trabajo en el que sí pueda consolidarse y crecer".

Por eso antes de precipitarte en la decisión conviene que valores los pros y los contras:

l. Aceptar o no un empleo supone cubrir dos necesidades: una profesional y otra la económica, que a veces resulta definitiva. Rodríguez advierte de que "uno debe declinar siempre y cuando tenga claro que no es lo que quiere, busca o encaja en su vida personal o profesional, pero entiendo que es la necesidad económica o las cargas familiares las que pueden hacer inclinar la balanza a decir 'sí' donde uno quiere decir 'no'.

2. Antes de considerar inaceptable una oferta de empleo, Manuel Nuevo, director del programa de coaching ejecutivo de EOI, considera clave tener en cuenta dos factores: "El autoconcepto, como conjunto de ideas esenciales que cada persona tiene sobre sí mismo (quién es, cuáles son sus valores y cuál es su posición en la vida), y el proyecto personal, que comprende las metas que el profesional quiere alcanzar".

3. Los expertos coinciden en que los límites éticos y legales son motivos más que suficientes para decir 'no'. Silvia Forés, directora de recursos humanos de Bove Montero y Asociados, y autora del libro Sólo puede quedar uno. Diario de un proceso de selección, explica que "los métodos de selección que utiliza la empresa pueden llevar a cuestionarse si realmente es un sitio en el que merece la pena trabajar. Por ejemplo, si en el proceso el candidato se ha sentido ridiculizado o atacado, quizás trabajar para esa empresa no es lo más adecuado". Forés afirma que "la cultura y el estilo que se respira en la selección, dan pistas muy claras sobre la personalidad de la compañía".

4. Uno de los aspectos sobre los que Juan José Hernando, fundador de MFL Coaching, hace hincapié tiene que ver con el orgullo profesional de algunos candidados. "Podría pensarse que a medida que se adquiere edad y experiencia la decisión de no aceptar cualquier oferta de trabajo va siendo más fácil. Los empleos son buenos o malos, aceptables o no, pero algo que estamos aprendiendo es que las personas son cada vez más conscientes de que el paradigma del empleo ha cambiado. Ya no se va a trabajar en el mismo sitio toda la vida y cobra más importancia nuestra propia planificación de carrera". Es esta reflexión la que, salvando las necesidades económicas, está llevando a un número creciente de profesionales a decir 'no'. Para Hernando, pueden llegar a ser los condicionantes mínimos para aceptar o rechazar una oferta.

5. Una de las cuestiones que se suma a este examen de conciencia que apunta este coach tiene que ver con otro factor que puede influir de manera definitiva. Lo explica Javier Martín de la Fuente, socio de Grupo Persona. "El candidato debe valorar qué puertas le puede cerrar aceptar un empleo que, inicialmente, no se ajusta a sus objetivos profesionales. En el caso de los puestos de responsabilidad, dar un paso en falso significa un deterioro de su marca personal. Aunque algunos se consideran unos expertos en ocultar su paso por determinada empresa o haber desempeñado un rol, eso tarde o temprano sale a la luz".

6. Rechazar un empleo no es cuestión baladí. Si no encajas en la cultura de la empresa te resultará más sencillo rechazar la oferta. Sin embargo, si la compañía te interesa, pero no el puesto, deja claro por qué. "Justificar con datos y elementos contrastables que estás cualificado para otra posición o que puedes aportar un valor añadido es una opción con la que es posible dejar la puerta abierta a una entrevista más adelante", añade Martín de la Fuente. Nuevo apunta que, además de agradecer la oferta y resaltar la sintonía con la empresa y proyecto de negocio, "conviene mantener la relación para otras oportunidades en el futuro... o se pueden ofrecer pistas para identificar a otros posibles candidatos al puesto".

7. No obstante, Forés es de las que afirma que "nadie puede permitirse el lujo de perder oportunidades, por más preparado que esté. Todos estamos expuestos a encontrarnos en una situación de búsqueda. Es mejor estar siempre receptivo, escuchar y no cerrarse puertas". Hernando advierte de que, en ocasiones, "cuando el candidato comunica qué es lo que está buscando y por qué, y lo hace sin arrogancia, la empresa puede cambiar la oferta y adecuarla a lo planteado... Otras veces lo dejará pasar y buscará otro".

8. No conviene ser prepotente ni humilde cuando se declina una oferta laboral. Nuevo explica que "hay situaciones en las que se intenta conseguir un empleo para seguir buscando desde una posición más segura y valorable. En la selección se valora más a un candidato que intenta mejorar su empleo que a otro que no lo tiene. En estos casos hay que mentalizarse y aceptar emocionalmente que el empleo de hoy es un paso hacia otro mejor en el futuro".

Entrevista realizada por Montse Mateos, Expansión

No hay comentarios

Agregar comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.